abril 27, 2010

Capitulo 5: 5 Bodas y un Funeral!!

Por fin!!! gracias a mis dioses xD

Aqui tienen el 5 capi !! de verdad espero les guste! lo hice con mi corazon y todo lo que me sobra xD


Las amo nenas quiero dedicar este capi primero a mi Beu!!
A mi Pollis hermosa mi Edwarda!! *O*
A mis ale!! io no la otraa xD

A mi angy aunq no me lea xP

a mi Annie!!

bueno ia aqui sta xD


Xau!!










Capítulo 5: Nada es lo que parece…

Acaso había escuchado “ te quiero presentar a..” ¡Qué diablos estaba pasando!
-Oh! Es cierto Bells- Jacob tomo mi mano y me condujo hacia “ella”, su cabello castaño cobrizo caía en suaves ondas sobre su piel cremosa, sus ojos verdes enmarcados por unas pestañas de comercial, su boca; un perfecto corazón, y su cuerpo bueno a estas alturas era imposible decir otra cosa que no fuera espectacular. Me quede asombrada, traía un hermoso vestido color jade que se ajustaba a su silueta perfectamente. Parecía salida de una revista o algo así, mi ego y mi esperanza recayó. Su voz al contrario de mi imaginación, no le hacía justicia alguna, no era chillona ni ronca, solamente era “perfecta” como toda ella. Suspire con fuerza y ella me sonrió. Su sonrisa no mostraba burla sino una timidez marcada.
-Así que tú eres Bella cierto?- Pronuncio delicadamente tanteando el terreno.

-Sí, Vanessa verdad?- Soné algo neutral.

- Jake me ha hablado mucho de ti- odiaba la sola pronunciación del nombre en su boca.

-Enserio? Vaya! Pues créeme que es equitativo, conmigo también lo ha hecho bastante. Rio y miro a Jacob con tanta devoción que hizo que me diera nauseas.

-Bella te presento a Rosalie Hale mi prima, a mi hermana Alice, a mi tía Esme, bueno es como mi madre, y a mi tío Carlisle.- Su familia salida de la página de sociales me miraban con emociones tan marcadas en sus hermosos rostros. Genial! Solo falto su perro no? Solo buscaba la manera de encontrar un solo defecto para ayudarme a sobrellevar todo un poco.

-Hasta trajo a su gato Bells puedes creerlo?- Jacob se ganó una mirada divertida de ella, la cual mostraba lo bien que se entendían. Ahora mi corazón dolió.

-Hola yo soy Alice, sabes tú atuendo me encanta, espero que podamos salir de compras pronto, quiero que me des un tour si?- La chica parecía llena de hiperactividad, no se quedaba con nada, de eso me había dado cuenta. Increíblemente me había caído bien. Apenas había asentido cuando escuche otra voz dirigiéndose a mí.

-Yo soy Rosalie Hale!, es un placer conocerte, después de todo conocer a alguien de quien ya hemos escuchado casi todo es mejor.- La chica rubia, hermosa hasta lo increíble, con el cuerpo salido del catálogo de Victoria secrets, otro recordatorio de los excelentes genes de “ella” , genial! Y yo que tengo tanta suerte con las rubias. Pense. Me miro primero de manera fría, después sonrió y pregunto:

-Jajá! De verdad es un gusto, te puedo llamar también Bells? Es que “Meteoro” me ha pegado el apodo.- Su risa y su tono fueron dulces, su voz era realmente lo que se esperaba que fuera, una mezcla de sensualidad dulzona.- Demonios! Que acaso la perfección no acabaría nunca?, negué con mi cabeza.

-Sí, no hay problema es mejor, pero “Meteoro”?- Definitivamente era un apodo lo bastante gracioso, pero aún recuerdo cuando lo mirábamos en su casa cuando éramos pequeños, recuerdo que nos quedábamos en el sofá con nuestro cereal riendo hasta que acababa.

-Sí, debo reconocer que se esfuerza, pero nunca lograra si quiera sacar ni una pizca de mi conocimiento automotriz.- Todos rieron excepto yo quedándome fuera del chiste privado solo esbozando una sonrisa, pero diciendo en mi fuero interno: qué demonios?.

-No quieras convencer a mi amiga de lo que no es eh “Rose Schumacher” –Me sentí celosa, él había conseguido ya encajar ahí. Debía hacer que se diera cuenta de que no era así, nosotros podíamos volver y seguir siendo “nosotros”. Él y yo habíamos aprendido a tenernos como familia, ya que nuestras situaciones eran casi las mismas: No veníamos de una familia “normal” como alguna vez nos dijeron en la escuela. La falta de nuestras respectivas madres fue algo difícil de lidiar al principio. Cada día de las madres hacíamos algo diferente. Comprábamos anzuelos y los
regalábamos a nuestros padres, los llevábamos de pesca y así olvidar un poco las ausencias.

También nos habíamos hecho a la idea de repeler las situaciones como esta.

Y aquí lo tenía, riendo y siendo parte de algo, de un todo. Reflexione un poco toda la información que había ingresado a mi sistema. De repente sentí una mirada dulce, y fue cuando mire a la mujer que los acompañaba.

-Hola linda, soy Esme!- Sonrió y tenía ese aire tan maternal que mi estómago se sintió incómodo. El hombre con el que iba, para mi increíble sorpresa o a estas alturas no lo era, un caballero de facciones hermosas, su piel radiante y su personalidad atrayente.

-Carlisle Isabella mucho gusto.- Su voz sonó como una caricia, no me agrada mi nombre completo así que rápidamente corregí.
-Bella! Solamente Bella- Todos sonrieron y asintieron.

-Lo ven se los dije, detesta su nombre y los formalismos.-Jake soltó con su estruendosa risa, lo mire y ame cada gesto en el su risa, como la extrañaba. El me miro y sonrió aún más.

-Y bien que será lo primero del tour?- interrumpió mi flash back la famosa Vanessa.

-Lo que deseen claro está- Soné educada, en mi mente solo pensaba en desaparecerme con Jake y tener un poco de “privacidad” ellos poseían ya una ventaja poderosa y peligrosa para mis planes.

-Bueno pues que les parece si visitamos a mi hermano?- La chica esbozo la sonrisa suplicante y obvio todos cedieron mirándola con ternura. Así que su hermano vivía por aquí. Demonios acaso nunca iba a dejar de darme sorpresas o qué?

-Tu hermano?- Pregunte con la curiosidad expresa en la voz.

-Si mi hermano, el radica aquí en california, aunque deteste el calor- Genial! Parte del enemigo a estado cerca todo este tiempo.

-Claro si es lo que desean pues andando- Dijo Carlisle tomando amorosamente la mano de Esme haciendo de ese gesto algo deseable.

Subimos el equipaje al auto que Alice se había encargado de rentar, una asombrosa Range Rover color blanco. Subieron el equipaje y Carlisle se puso en el asiento delantero tomando la posición de conductor, seguido de su esposa. Alice y Rose tomaron los asientos traseros.
Jacob iría con Vanessa en mi auto. Me sentía bien y mal, todo sería mejor si solo fuéramos él y yo pero la vida no es fácil.

- Woow! Bella que carro!- Soltó con un silbido al mirar mi Mustang. La chica lo miro asombrada y en mi interior bailaba de felicidad por la reacción.

-Gracias, de verdad no te hubiera sorprendido tanto si me hubieras visitado antes eh?- Me sentí realmente decepcionada de mis propias palabras, tener a la causante de nuestro distanciamiento no ayudaba en nada.

Subimos al auto, Jacob tomo el lugar de mi copiloto, la verdad me podría acostumbrar, de verdad amaría que siempre estuviera a mi lado. Llegamos a una empresa, al parecer tenia pinta de ser importante por la magnitud y apariencia que se miraba.

La chica saco su BlackBerry y marco, su voz se tornó llena de amor, cuando le contestaron al otro lado.

-Cariño no vas a creer donde estoy!- Espero un momento y continuo.

-Afuera de tu trabajo!...te lo juro!...-El silencio que continuo fue más largo que el primero.

-Viene Rose, Alice, Esme y Carlisle!.. Claro Jacob también, además viene su amiga, recuerdas? De la que hemos escuchado tanto.- Me miro con aprecio, me dejo sin palabra alguna, sus ojos chispeaban de sinceridad y una emoción que no distinguí del todo.

-Claro que te espero!...no tardes- Colgó el teléfono y nos miró emocionada? No, la palabra no representa todo lo que ella reflejaba.

-Hacía tiempo que no lo veía, lo conocerás Bella, mi hermano es realmente encantador, quizás algo temperamental pero encantador al fin.- Qué? Yo ni siquiera le había preguntado y ella ya diciéndome el perfil del tipo. Acaso quería a mí también emparentarme? Me dio escalofríos solo de pensarlo.

Entramos al estacionamiento, aparcamos en el de los ejecutivos y directivos. Vaya! No creí que los estacionamientos tuvieran tal nivel lujo, ver a mi alrededor me dejo sin habla. Había colores claros y toques clásicos. Cajeros adornaban las paredes, los elevadores poseían un toque de tecnología que te dejaba con la boca abierta. Me sentí pequeña ante tanto.

-Extrañaba a mi hermano tanto.- Soltó las palabras al tiempo que abrazaba a Jacob. Mi corazón había creado un cierto margen de incomodidad que pude disfrazar mirando hacia otro lado cada vez que ellos tenían un “momento”.

De pronto Alice me extendió una botella de agua, y un pañuelo que daba pena ensuciar.

-Toma Bells, un poco de agua- La tome y como muestra de agradecimiento sonreí, gesto que imito de forma sincera.

De pronto la puerta del elevador se abrió y de el salió un hombre alto, con una personalidad increíble, me sorprendió de sobre manera su actitud segura. Su porte bien parecía de modelo o de actor, su sonrisa era radiante. Me sentía en alguna escena de película, claro excepto por el hecho que era la única que desentonaba. Mi estómago se encogió ante tal perspectiva. Su cabello tenía el toque cobrizo castaño de su hermana. Mire a Jacob quien lo veía de manera precavida, su postura había cambiado, ahora en lugar de tener su mano entorno a la cintura de ella, solo tomaba su mano inocentemente. Eso me agrado hasta que un gritito me saco de mis cavilaciones.

-Hermano!- Grito a la vez que se zafaba del agarre de Jacob. Corrió como en alguna escena de película antigua. Su hermano hizo lo propio sonriéndole, me sentí un poco incomoda, de verdad podría ser tan egoísta en cuanto a la felicidad de los demás? Mire como el tipo la abrazaba con ese instinto protector destilando en cada mirada y movimiento un amor y adoración incondicional, luego beso suavemente su frente. Me recordó un poco a Jake cuando éramos pequeños, esa mirada siempre estuvo en él. Mi pecho sintió una punzada y en mi cabeza comenzaba a gritar mi pequeña voz -- ves? Es como si vieras un espejo.. Eres su pequeña hermana siempre fue así por eso nunca..-- No quería llorar así que bloquee ese pensamiento. Y fue cuando escuche esa voz aterciopelada, suave y seductora, quizás el tipo no se lo proponía de eso estaba segura pero supongo que la voz viene incluida con el cuerpo de ensueño no?

-Hola!- Se dirigió a todos, beso la mejilla de Esme y estrecho la mano de Carlisle, al acercarse a Alice y a Rose, dieron algo parecido a unos saltitos, pero con la gracia de unas hadas. De verdad a esta altura me sentía bastante fuera de lugar. Cuando Jacob me miro pude ver en sus hermosos ojos madera preocupación, cosa que me hizo preguntarme que cara tendría yo? Se acercó tomando mi mano y sujetándola fuerte.

-Son cosas de familia, ya sabes que nosotros somos diferentes- me dijo muy bajo solo para mí. De verdad el nivel que tenemos de conexión es increíble, sabíamos cuando alguno de los dos se encontraba mal.

-Lo sé, sabes siento que en este hermoso cuadro sobramos- Dije en tono sarcástico a lo que el sonrió de esa forma que amaba.

-Hola Jacob- Espeto secamente a Jake quien de pronto se puso tenso y soltó mi mano. Su saludo fue cordial, un poco forzado. Después lo que paso me tomo por una increíble sorpresa, mire sus ojos, me resultaban muy familiares. Verdes hasta lo imposible con unas motas grises que daban el aspecto de mirada peligrosa. Se acercó con una sonrisa radiante que hizo que mis piernas no reaccionaran. De verdad era el colmo, como si no fuera demasiada belleza y perfección por un día ahora esto.

-Y tú debes ser.. Isabella cierto?- Su voz acariciando mi nombre me hizo estremecer ligeramente. Odio mi nombre completo pero Rayos! En su boca sonaba genial.

De pronto un coro improvisado respondió al unísono:

-Bella!!- Riendo y rodando los ojos.

-Está bien no te preocupes- Respondí a la disculpa expresa en sus ojos, el asintió y me regalo una sonrisa.

-Sí, ella es mi amiga Edward, y como podrás observar su nombre no es lo suyo- respondió riendo, para después mirarme extrañado.

-Lo comprendo, de verdad, un placer Bella- Mire a Jake tensarse, me sentí un poco incomoda, ser el centro de atención no es lo mío, así que tener tantos pares de ojos sobre mí fue una pesadilla.

Mi celular sonó rompiendo el extraño silencio, al ver el identificador de llamadas mi asombro ya no cabía mas….

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ALE muchas gracias nena yo igual TE AMO!!!!
pero oie eso no se hace es bien poquito, hazlo mas largo, por que me dejas a medias aaaa aaaa aaaaa.
nena espero el otro capiplis si quieres que te soborne dime con que lo hago nena plis mas siiii!!!!

TE QUIERO
ATTE:ALE!!!! siii la otra jajaja

Beu De Spunk Morita dijo...

oh Jebuuuus!
Ale, eres mala muy mala!
Ahora me tienes con el alam en un jodido hilo... xD jejeje

Ada Cullen dijo...

a.a.a.a polliss mi de iooo mi CHABELITAAAA esta supero lindo el capi me encantooooo ya era hora :O asi que espero el sigueinte aaaaa yya vio a ed y comienza su plan Diooos Bella esta loca

Las chicas del Té de Lemmon

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...